Festejaron un gol que no era y les convirtieron en el contragolpe

0

Una máxima no escrita del fútbol dice que nunca hay que festejar un gol antes de tiempo. Los jugadores del Slaven Belupo de Croacia lo vivieron en carne propia. A los 27 minutos de la segunda parte creyeron haber anotado el gol del empate frente al Hajduk Split, uno de los grandes de la liga de ese país. Pero lo cierto es que el árbitro Darío Bel nunca señaló hacia la mitad de la cancha. El balón dio en el palo y la jugada prosiguió.

Pero los jugadores de Slaven seguían abocados al festejo del gol fallido. Abrazos por aquí, saludos por allá. Hasta el arquero fue hasta el banco de suplentes para abrazar a sus compañeros creyendo que habían igualado el partido. Hajduk siguió con el contragolpe. Puso a tres de sus jugadores en situación de gol. Los de Slaven miraban.

El arquero cambió su semblante en cuestión de segundos e intentó volver a su área. Ya era tarde. Casi sin oposición, Josip Juranovic anotó el segundo gol de su equipo. Y Slaven pasó del 1-1 fantasma (que incluso apareció en el marcador de la transmisión oficial) al 0-2 en cuestión de segundos.

Kurioses Tor in der 1. Kroatischen Liga | Hajduk Split – Slaven Belupo

Nicht wundern! Es war kein Phantom Tor. Der Tormann hat den Ball aus meiner Sicht den Ball auf die Stange gelenkt. Was denkt ihr? Schreibt es in die Kommentare!

Fuente: La Nación/Gda

Compartir

Deja un comentario